Cuando echo la vista atrás y pienso en personas, lugares, vivencias, que me han marcado y dibujado como la persona que hoy soy, sin duda mis lugares del corazón tienen un lugar preferente.

Por razones que desconozco desde niña tengo una virtud.  Añoro poco (si sé que mis seres queridos están sanos y tranquilos).Allí donde estoy, en breve, se convierte en mi hogar, sea una habitación de hotel, un casutaño en India o una casita en el Viejo San Juan de Puerto Rico. Mi hogar va conmigo allí donde estoy, a pesar de que mi pequeño nido más profundo e íntimo sea mi casita en la isla de Mallorca.

El mundo es hermoso y disfruto viajando y conociendo lugares nuevos. Unos te conquistan, otros inspiran, otros intrigan, otros te invitan a soñar que vives allí… Otros directamente tienes el placer de vivir en ellos y tienes un amor a primera vista fulminante.

Mis lugares del corazón son, y el orden es indiferente, porque están unidos irremediablemente en mi alma: Mallorca, Formentera, India y Puerto Rico.

Palma de Mallorca.

 

MALLORCA

Mallorca, la isla de Mallorca donde me crié y viví mi primera juventud es mi nido de paz, seguridad, donde tengo mis vínculos más primarios y es un paraíso en la Tierra que no se cela con mis continuos viajes. Sabe que mi amor por ella es fiel.

FORMENTERA

La isla de Formentera donde inicié en la veintena mi vida laboral e independiente, combinada con una época de goce y disfrute de hedonismo sano y puro. Pura vida.

Formentera.

Un lugar donde perderse y volver,volver, volver… Cosa que hago, como mínimo, una vez al año siempre que puedo.

INDIA

India, qué decir de un país enorme en contrastes y tamaño, de luces y sombras, y del cual se ha escrito tanto, tanto… Para mí, visitarlo fue un sueño cumplido y se superaron con creces mis mejores expectativas. Y gracias al Universo ninguno de los peores presagios se cumplió.

Haridwar. India.

 

 

 

Representa para mí una de las épocas más felices y luminosas de mi vida, después de un tiempo de oscuridad. Y fruto de mi viaje de tres meses, nace “Diario de un sueño. Campanilla en India” que sólo consigue plasmar un ápice de mis sensaciones y vivencias.

Volví siendo una persona nueva, mejor y más humana de cómo me fui.

PUERTO RICO

Puerto Rico: el destino y el puro azar hicieron que cambiara mi segundo viaje a India a la preciosa isla Borinquen.

Reconozco que cuando decidí ir de viaje a la isla, lo hice por descarte y por mera curiosidad. Mi conocimiento de ella, más allá de que era un Estado anexionado de Estados Unidos, de su vinculación con la España colonial, de su situación en el Caribe…era escaso.

Mi enamoramiento y posterior amor a ella fue flechazo instantáneo, y que crece día a día. Desde el primer momento, algo en lo más profundo de mi ser, algo me hacía sentir que ya había estado allí y todo me era dulcemente conocido.

Isabela. Puerto Rico.

Mi primer viaje a la isla del Encanto fue como vivir momentos de auténtico “deja vu” o la extraña sensación de vivir algo ya vivido anteriormente. A ello, se unió vivir experiencias realmente maravillosas. Y retorné a la isla por dos veces más en 6 meses. Esta vez a vivir, conocer el pulso de la isla, a soñar y planear con trabajar allí y desarrollar mis proyectos en una isla tan hermosa y hermana a nuestra isla de Mallorca.

El huracán María, que ha sumido a Puerto Rico en el caos y devastación, ha cortado de cuajo mis pequeños proyectos laborales. Y ahora, la urgencia es poner mi granito de arena para ayudar a las personas que viven allí y que hicieron que mi estancia de dos meses y medio fuera maravillosa e inolvidable de principio a fin.

Un beso enorme y abrazo al pueblo puertorriqueño, estoy con vosotros y sé que saldréis adelante con la energía y alegría contagiosa¡

¡Y cuando el destino quiera volveré a mi isla querida del Caribe!

También puedes escuchar el contenido de este artículo en audio en el siguiente enlace:

https://www.ivoox.com/mis-lugares-del-corazon-audios-mp3_rf_22780499_1.html

Te invito suscribirte y te llegará el aviso de cada nuevo podcast que publique:

http://www.ivoox.com/s_p2_487340_1.html

Texto escrito por Angela Aidini.

Tienda